Las flores de Bach son preparados líquidos sacados de los extractos sutiles de la flor ,que conservan la calidad energética y constituyen un medio de transformación para la persona.

 

Con la técnica de las flores de Bach se trabajan los diferentes campos energéticos de la persona que a la vez aportan bienestar emocional y físico.

 

Las flores pertenecen a una técnica sutil, no invasiva, y que no tiene ningún tipo de contraindicación, pero no sustituye a ningún tratamiento o prescripción médica o farmacológica.

 

No hay toxicidad, no contiene ninguna sustancia química y no crea hábito, sino que acompañan a la persona en el proceso de alcanzar confort personal y a superar esa sensación de malestar.

 

 Hay 38 remedios florales y cada flor ayuda a reequilibrar un malestar emocional , disminuyendo su efectividad a medida que el equilibrio se recupera.

 

Estas esencias sirven para aliviar

 

Angustias, miedo, abatimiento, desgana, indecisiones, situaciones de tensión, y otras descontroles emocionales de la persona.

Flores de Bach