Drenaje Linfático

El drenaje linfático es una técnica de impulso manual por medio de manipulaciones específicas en determinadas partes del cuerpo. El drenaje elimina el líquido que está estancado en el tejido intersticial, es decir, bajo nuestra piel. Este líquido recibe los desechos producidos por los procesos celulares.

 

El drenaje linfático ayuda al buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Es una técnica para-sanitaria que (siempre por recomendación del personal sanitario), está indicada para edemas, retención de líquidos, inflamaciones post-traumáticas, inflamaciones post-quirúrgicas.